Los hoteles deben evitar pensar como producto de primera necesidad y generar el suficiente interés como para poder llegar a serlo. Existen herramientas para favorecer la captación de clientes recurrentes que buscan en el alojamiento uno de los mayores motivos para viajar, aunque no en exclusiva.

Para los que no hayáis oído hablar de este término, en concepto es revolucionario, por eso le damos un lugar de honor en el blog de Asiri Marketing. Podríamos enfocarlo básicamente en la venta a través de la satisfacciones de necesidades y a través del aporte de valor. La sobreoferta nos abruma como consumidores y queremos solucionar nuestra necesidad (propia o generada) en el tiempo y en el lugar. Por lo tanto las marcas que siguen las tendencias del mercado han apostado por generar valor sobre el proceso de compra en relación a su sector y a su producto, de forma que ya no “vendamos” sino que sean los potenciales clientes que vengan a comprarnos porque les damos motivos de sobra para hacerlo.

La sobreoferta nos abruma como consumidores y queremos solucionar nuestra necesidad (propia o generada) en el tiempo y en el lugar en el que nos surge.

Apostar por procesos de Inbound Marketing en relación a la presencia online de un hotel requiere de profesionales cualificados y de la tecnología adecuada. Pero sobre todo lo que todo hotel necesita es cambiar la estructura comercial y de marketing y pensar en “embudos” o funnels en procesos estructurados y cuantificado de aporte de valor del viajero. Aprovechar todo el flujo de información, búsquedas y plataformas sociales para dirigir al cliente hacia nuestro sitio web, hacia nuestro punto de venta y posteriormente a la fidelización sobre nuestra marca. Ese es el objetivo del inbound marketing o «marketing de entrada», un concepto cada vez más habitual entre los hoteleros. Este podría ser el típico funnel para que os hagáis una idea de como evoluciona el proceso y que herramientas son necesarias para captar tráfico para nuestro hotel:

Para tener una base sobre la que identificar que puede aportar una estrategia de inbound marketing para hoteles extraemos los siguientes puntos:

  • La gente no viaja por habitaciones aunque las necesita. La importancia del inbound parte de la esencia misma del viaje. La gente no suele viajar para dormir en una cama, sino para disfrutar de la experiencia del lugar al que viaja. El inbound marketing refuerza el concepto de experiencia y enriquece de contenidos el proceso de captación del viajero. Todo ello sustentado por un producto de calidad que reafirme lo que estamos transmitiendo.
  • Necesitamos generar contenido de valor bien de forma interna o externa. La generación de contenido en sus diferentes formatos (video, audio, infografía, landing pages, post…) se vuelve en un proceso serio y profesional. Ya no vale colocar al recepcionista de turno a generar contenido sobre el destino. El paso actual es la evolución en la generación de contenido para ser referentes en destino, en segmento de mercado…, nuestro contenido debe ser el mejor para captar la mayor cantidad de tráfico posible.
  • El posicionamiento orgánico es una de las principales herramientas de captación de tráfico. El contenido debe ser el de mayor calidad, pero sin olvidar los parámetros de optimización SEO que permitan que indexe más rápidamente. En mi blog personal he realizado algún post sobre consejos SEO para hoteleros que podéis revisar y que os recomendaría que echarais un vistazo.
  • La clave es generar recurrencia de viajeros que reduzca el coste de adquisición. El objetivo final tanto del inbound marketing como de cualquier hotel es que el cliente repita. Por lo tanto, al final del proceso de inbound debemos trabajar la fidelización de este. De esta forma evitaremos el invertir en captación de tráfico para volver a recuperar a un viajero. Reducir los costes al máximo debe de ser otra de nuestras obsesiones. Debemos invertir en captación cuando sea necesario y evitar derrochar recursos.
  • Debemos medir la inversión y determinar el ROI de nuestras audiencias . Analizar a nuestro cliente potencia e identificar como conectar con el a través de nuestros canales será todo un reto. Equilibrar la inversión necesaria, el éxito en la captación de nuestras acciones y el gasto del viajero en nuestro alojamiento será un calculo necesario para determinar la rentabilidad de determinados segmentos de mercado.

Estas podrían ser algunas de las bases sobre las que sustentar nuestra estrategia de inbound marketing. Siempre incidiendo en posicionar al viajero en el centro de la estrategia tendremos más posibilidades de conseguir mejores resultados. Una vez teniendo claro el concepto, analizando como generar interés y utilizando herramientas adecuadas con el equipo correcto, será más sencillo entrar en un proceso de aporte de valor y de captación de un cliente que llegue de forma natural a nuestro hotel.