Como propietario o responsable de un alojamiento, es importante reconocer que un sitio web no pretende ser un folleto estático para un negocio; en cambio, debe usarse como una herramienta para aumentar la conciencia turísticas, en educar al viajero, cualificar el tráfico, fomentar clientes potenciales...