Una de las herramientas más útiles para un hotelero moderno es la analítica web. No solo permite dar cuenta de dónde vienen los visitantes al sitio (tanto en términos de ubicación como de referencias), sino que además su uso permite diseñar el embudo de ventas, y fijar las metas de marketing y comercio electrónico. Todo lo que se necesita es una aplicación web gratuita que es, por lejos, la herramienta de analítica web más popular: Google Analytics.
Ser hotelero es un duro trabajo que supone ocuparse tanto de los múltiples departamentos como de las cuestiones que van surgiendo constantemente. De las reservas a los check-ins, pasando por el servicio de limpieza, revenue y el bienestar de los huéspedes, la presión nunca cesa a la hora de asegurarse de que su propiedad rinde al máximo. Al estar constantemente centrado en las operaciones del hotel, puede resultar difícil identificar las posibles carencias a la hora de agradar a los huéspedes, lo que se conoce como “Guest Intelligence”. Pero, ¿qué es Guest Intelligence?