Tu nariz no te engaña – los hoteles están empezando a enviar aromas a las habitaciones. Si sufres de nariz sensible, evita a los peores infractores con estos consejos. VPC Lo primero que Sheila Haas notó cuando se registró en un apartotel en Los Ángeles hace poco fue el aroma: una dulce y metálica fragancia soplando en su habitación. “Me provocó un ataque de asma”, dijo.