La realidad es que la mayoría de los hoteleros están más tiempo ocupados con las demandas diarias que implica manejar un hotel. Ellos no tienen el tiempo suficiente para dedicarle a su marketing digital, y por lo tanto no están viendo los resultados de su canal más importante de ventas y marketing – su sitio web.