La planificación de una página web de negocio turístico debe tomarse como si nosotros mismos estuviéramos planificando nuestras vacaciones. Si no planifica, la web sería igual a un destino que te encuentras con alojamientos desastre, alrededores con nada interesante que ver e incluso que la broma...