Los viajeros chinos buscan vivir una experiencia personalizada

Los viajeros chinos buscan vivir una experiencia personalizada

Los viajeros chinos de alto poder adquisitivo gastan 65.000$ por familia en turismo al año, incluyendo 34.000$ en compras de viaje, de acuerdo a un nuevo estudio del Hurun Research Institute y Marriott International.

Los viajeros chinos han sido desde hace tiempo un grupo de alta prioridad para las marcas de alta categoría, pero la demanda y hábitos de los viajeros jóvenes están cambiando rápidamente. Los nativos digitales con edades comprendidas entre los 18 y 36 años quieren una experiencia más personalizada, incluidos servicios al huésped superiores e integración de dispositivos inteligentes.

“A pesar del bajón en la economía, el impacto en el viaje de personas con altos ingresos económicos parece haber crecido ininterrumpidamente”, dijo Rupert Hoogewerf, secretario y jefe investigador de Hurun. “Los jóvenes viajeros de alto poder adquisitivo han desarrollado un significativo poder de decisión, surgidos del reciente boom en el emprendimiento chino, junto con una clase creciente de “niños ricos” de segunda generación”.

Chinese Luxury Traveler 2016” examina los hábitos, prioridades y tendencias de los consumidores chinos con un ingreso neto de al menos 15.000.000$ y aquellos entre 18 y 36 años.

Generación Y

Los jóvenes viajeros chinos de alto poder adquisitivo viajan al extranjero entre tres a cuatro veces al año en promedio, principalmente por placer. Aunque Francia se mantiene como el destino más popular en Europa, Japón es el destino preferido para comprar dada su proximidad y las tasas de cambio favorables, mientras que Australia es el destino preferido para placer.

Australia ha sido desde hace mucho tiempo una economía desarrollada, pero es menos comúnmente visto como un lugar de crecimiento que Norteamérica, y las casas de lujo en Europa han dejado a Australia en un segundo plano para muchas marcas que buscan capitalizar las tasas de turismo crecientes en China. Una fuerte presencia en Australia podría atraer a los viajeros acaudalados a hacer una compra.

Además, las marcas occidentales deberían estar atentas a que los viajes de verano sean menos comunes en China. Los viajes por la Semana Dorada china a inicios del otoño y los viajes por el Año Nuevo Chino son cerca de dos y tres veces más probables, respectivamente.

Al igual que los millenials norteamericanos, los jóvenes viajeros chinos consiguen la mayoría de la información de su viaje digitalmente, en gran medida desde cuentas oficiales en WeChat, enfatizando la importancia de la plataforma. C-Trip, Qunar y Tuniu son además plataformas populares de terceros en cuales los hoteles deberían esforzarse por conseguir un buen posicionamiento.

Aunque la generación arriba es más recurrentemente definida por un deseo por lo material, una reacción a la globalización y la publicidad en el despertar de la emergencia china de la pobreza, sus viajeros jóvenes se decantan hacia hoteles más intrépidos. Los hoteles y los minoristas también deberían personalizar mensajes a estos consumidores para enfatizar los componentes y ofertas experienciales.

Más específicamente, sobre los próximos tres años el viaje global se espera que crezca un 25 por ciento, con la exploración hacia los polos creciendo un 32 por ciento, viajes de aventura en 52 por ciento y viajes terrestres en 75 por ciento.

Sin embargo, el servicio personalizado es todavía la mayor consideración en viajes para los viajeros de alto poder adquisitivo. Aparte de un gusto por amenidades, ser capaz de escoger almohadas de diferentes firmezas y tener un mayordomo o servicio personalizado a través de canales digitales son también importantes. Setenta y tres por ciento demanda internet inalámbrico mientras que un 55 por cierto quiere televisores inteligentes, aunque el arte y diseño únicos son también altas demandas.

Manteniendo la calidad y el lujo

Con el crecimiento del lujo frenándose en todo el mundo y las ganancias trimestrales estando enormemente a la merced de los turistas chinos y los mercados en los que incursionan, el país se mantiene como la preocupación principal para los profesionales del marketing. En tanto que vive una transición a una economía dirigida al consumo, el crecimiento de China ha caído por debajo de los dobles dígitos que estaban empezando a verse como regla, pero igual sigue ofreciendo una oportunidad enorme.

Los residentes chinos harán 90 millones de viajes al extranjero en 2020, con ese número aumentando en 36 millones adicionales en la próxima década, de acuerdo a un reporte de Euromonitor.

Como se reportó en “Como apuntar hacia los compradores chinos en el extranjero”, los viajes se han incrementado en promedio en un impresionante 13 por ciento desde el 2000, ayudando a China a superar a Japón como el segundo mercado consumidor más grande en 2011. Con el significado y tamaño del mercado turístico chino solo proyectado para crecer, las marcas necesitarán desarrollar un entendimiento más matizado para ganar consumidores.

Sin embargo, mientras las marcas sirven a los consumidores de la Generación Y y miran al futuro, deberían estar más alerta de las diferencias generacionales en China como son en Occidente.

Contrariamente a las tendencias más materialistas de sus padres, casi el 95 por ciento de los consumidores chinos pertenecientes a la Generación Z dicen que es esencial para las marcas ser sostenibles y ambientalmente conscientes, de acuerdo a un reporte de RTG Consulting.

El crecimiento sostenido de China en los próximos años asegurará que sus consumidores se mantengan como los objetivos primarios para las marcas en el futuro previsible, que incluso con una China realentizada excede la tasa de crecimiento de las naciones occidentales. Como resultado, las marcas necesitarán hacer una conexión con este grupo, el primer nacido en una China completamente moderna, para el interés del éxito a largo plazo (ver historia).

Trabajo realizado por el “Asiri Marketing TEAM”

No hay comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: