fbpx

Adapta la web de tu negocio a la experiencia online del viajero

La planificación de una página web de negocio turístico debe tomarse como si nosotros mismos estuviéramos planificando nuestras vacaciones. Si no planifica, la web sería igual a un destino que te encuentras con alojamientos desastre, alrededores con nada interesante que ver e incluso que la broma te cueste un ojo de la cara. En este artículo vamos a explicar el proceso de planificación de una web desde cero y lo vamos a relacionar con el proceso por el que pasa un viajero a la hora de planificar sus vacaciones.

TU PÁGINA WEB = TUS VACACIONES

Cuando se acerca el verano, todos pensamos en lo bien que nos vendrían unos días de vacaciones en la playa, en la montaña o donde más nos guste estar. Las conversaciones en el trabajo se centran en los mejores destinos a visitar y ya nos imaginamos a nosotros mismos tomando un mojito en la playa o disfrutando de un paseo por la montaña. A esto se le denomina “fase de inspiración” y es donde comenzamos a planear nuestro viaje. Esta reflexión nos lleva a comparar la planificación de unas vacaciones a la de un página web. De aquí surgen cuestiones tan similares como las siguientes:

¿Por qué te vas de vacaciones? / ¿Por qué quieres montar una página web?

¿Cuál es tu destino? / ¿Cuál es el principal objetivo de tu web?

¿Donde harás turismo? / ¿Qué quieres que vean tus visitantes?

¿Utilizarás una agencia de viajes? / ¿Vas a construir la página web tú mismo?

¿Cúal será tu presupuesto?

En los siguientes párrafos nos enfocaremos en estas cinco similitudes aunque seguro que se os ocurren muchas más.

¿Por qué quieres montar o mejorar tu página web?

A veces nos metemos una idea en la cabeza y no hay quien nos saque de ella. Si el propósito de montar una página web no está claro, lo mejor es dejar esta labor en standby y pensar en el porqué de esta acción. Es como planear un viaje sin saber que tipo de viaje queremos hacer. No será lo mismo pasar dos semanas en la playa que ir a hacer el camino de Santiago.

Hay algunas consideraciones que debemos tomar en cuenta cuando nos planteamos montar una página web para un negocio turístico:

– ¿Quieres una web que sirva como folleto informativo online o material referencial?

– ¿Quieres que la gente contacte contigo a través de esta?

– ¿Es tu web un lugar donde realizar venta directa de productos o servicios?

Obviamente podremos combinarlas y contar con una web que cumpla tanto una como las tres consideraciones.

Folleto Online (¿Folleto suena a rancio?)

Si crees que sólo necesitas una web en formato folleto online, no debes complicarte con mucha optimización. Si la web servirá para dirigir a los clientes a modo de obtener más información sobre tu negocio, encuentra la web más barata del mercado que cumpla unos mínimos de diseño y asegurate de poner tu logo y la información en texto que creas necesaria.

Contacto

Si quieres que la gente contacte contigo o se suscriba a tu newsletter, el posicionamiento SEO y las redes sociales adquieren una mayor importancia. Debes enfocarte en trabajar el SEO, hacer un poco de investigación sobre las palabras clave relevantes para tus visitantes y optimizar dicha información para que los visitantes queden satisfechos. Facilita lo máximo posible el contacto a tus usuarios colocando el número de teléfono, el email o un formulario de contacto en lugares visibles.

Venta directa (Aquí es donde hay que echar el resto)

Una página web dedicada a la venta directa, como pueden ser las de agencias de viajes con sus paquetes o los alojamientos con la reserva de estancias, requiere de una aproximación diferente. Debemos asegurarnos de estructurar nuestros contenidos, productos o servicios de la forma adecuada y optimizar el call-to-action en cada página. Optimizar landing pages para audiencias definidas también nos dará un toque muy top. Optimiza tu página de inicio para mostrar todo el potencial de tu negocio y aumenta tus conversiones en la primera impresión.

No debemos cerrarnos a la variaciones cuando se trate de la presencia de nuestro negocio online, es importante saber que tipo de página web tenemos o queremos tener en el futuro. Yo te recomiendo tener estas premisas en mente durante el proceso de crear o mejorar tu página web de negocio turístico.

¿Hacia dónde vamos?

Todo el mundo tiene una página web pero no muchos saben por qué. El propietario de una web de negocio turístico debe tener claro el propósito principal de esta herramienta. El objetivo dependerá de lo que queramos conseguir de la web. Se trata de satisfacer al cliente obteniendo beneficios para el negocio.

A la hora de planificar un viaje, solemos centrarnos en el destino a visitar. Puedes combinar senderismo y museos pero si tu objetivo es tomarte un Martini en la playa no creo que te adentres en La Mancha profunda. Para una web es algo similar, la creación de una web significa establecer un contacto directo con nuestros clientes dándoles un servicio de calidad a la vez que mostramos nuestra cara en el online. Encontrar el punto sobre el que gira nuestra web es complicado de la misma manera que puede serlo buscar el destino de tus vacaciones.

A veces encontraremos negocios turísticos como los hoteles, hostels o campings cuya principal vía de ingresos no se basa solamente en el alojativo como tal sino que venden otro tipo de productos y servicios como rutas turísticas, productos premium, etcétera. Debemos preguntarnos a nosotros mismos cuál es nuestro negocio principal y asegurarnos de que este, y el contenido que generemos, sea la pieza central de tu página web.

¿Qué queremos que vean nuestros visitantes?

En nuestra web, deberemos contar con una serie de links internos o páginas que muestren todas las cosas buenas que podemos aportar a nuestros visitantes si optan por nuestro producto. Optimizar una página web de negocio turístico no consiste en ser monotema con lo que ofrecemos, se trata de optimizar todas las páginas referidas a información útil para nuestros potenciales clientes y enlazarlas entre sí cuando sea necesario. Si estamos vendiendo parcelas de camping, será de sentido común si ayudamos a nuestros campistas a elegir el mejor equipamiento para sus viajes o si les hablamos de todo el patrimonio natural y cultural que pueden encontrar alrededor de nuestras instalaciones, por dar un ejemplo. Nuestra propuesta de valor y el posicionamiento de nuestro negocio online se verán aumentados.

Este tipo de estrategias hacen que tu contenido sea más fácil de encontrar para Google y tus visitantes ya que las páginas relacionadas entre sí tendrán links que se conectarán. Como en nuestras vacaciones no queremos ver lo mismo todos los días, trata de ser dinámico y no relaciones siempre el mismo contenido en todas las páginas.

¿Quién debe ocuparse del desarrollo de la web?

Como bien sabemos, hay viajeros que planifican su viaje do it yourself, otros que optan por buscar una agencia que se ocupe de ello o una combinación de ambas opciones. Para una página web pasa lo mismo. Como los negocios turísticos normalmente no se especializan en desarrollo web o creación de contenidos, es aconsejable contar con un socio que sepa hacer estas tareas. Se trata de despreocuparse de esa labor y centrar esfuerzos en seguir vendiendo.

En la elección de la persona que desarrollará este trabajo te recomendamos que sea una empresa especializada en el sector y de la que puedas ver trabajos ya finalizados que te den una idea de la calidad de sus trabajos.

¿Que presupuesto debo reservar?

Como todo viaje que se precia, el desarrollo de una web requerirá de un presupuesto para llevarse a cabo. Todos solemos enfocarnos en el factor precio a la hora de adquirir un producto pero con nuestra página web no debemos caer en ese error de novatos. Una empresa que te ofrezca una web por 599€ será difícil que te ofrezca un servicio que destaque por la calidad. Te costará más o menos dinero dependiendo del proyecto que tengas en mente pero debes saber que la empresa que elijas para esta labor será la encargada de elevar tu presencia online a otro nivel y atraer ventas a tu negocio. No tengas miedo de pagar si el servicio merece la pena.

¡Disfruta de tu web y haz que el viajero también lo vea así!

Seguro que hay más ideas en la cartuchera pero como puedes ver ya hay mucho que considerar. Asegúrate de haber contestado a estas preguntas correctamente y entonces da comienzo al desarrollo o mejora de tu web de alojamiento turístico. ¡Seguro que disfrutas de la experiencia!

No hay comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: